Sesiones de Navidad

19 de noviembre, 2017

Sesiones de Navidad

 

 

Seguro que os echabais las manos a la cabeza la primera vez que os comenté que ya estaba preparando las sesiones de Navidad allá hace unos 20 días…

  • ¿Cómo? ¿¿Yaaaa?? ¡¡Pero si acabamos de terminar el verano como quien dice!!
  • A esta muchacha se le ha ido la olla… ¡qué prisas!
  • ¡Si sólo pensar en polvorones me pongo mala!

A que sí, ¿eh? ¿A que no voy muy desencaminada?

¡¡Pues señores, ya me contactáis y nos vemos apurados en fechas!! Porque…

 

La Navidad ya está aquí

 

Que sí, que sí, imaginar que sólo podéis hacer la sesión en fines de semana y festivos por los trabajos. Ahora añadirle las fechas que ya están cogidas… ¿Y qué nos queda? ¡OH! ¡¡Caras de pánico y terror porque llega Nochebuena y no tenemos fotos!!

 

Venga anda, que soy buena y voy avisando con tiempo y seguro que aún podemos sacar hueco todos o casi todos. (Con algunos ya me ha resultado imposible). Así que corre, no lo pienses demasiado y ponte en contacto conmigo, porque cuanto más lo pienses, más días se nos van entre los dedos.

 

Sesión de Navidad con Emma

 

Os dejo una de las sesiones que ya he realizado para que podáis ver qué tipo de decorado y fotografías son.

 

 

Ella es Emma, y no es ninguna desconocida para mí. Tuve la suerte de conocerla a los 7 días de vida, luego más adelante con algunos meses este verano y ahora con casi ya un añito en la sesión de Navidad que hicimos hace unos días.  Así que os podéis imaginar que la tengo un cariño especial. A ella y a sus padres, una pareja adorable que además mejoraron notablemente la comodidad de mi hijo en el bugaboo enseñándonos un detallito sobre el asiento que se nos había pasado por alto… y por el cual siempre veíamos a los niños no muy cómodos en él (madre, y eso que tenemos 3… qué no haríamos con la pobre Blanquis jajajaja)

 

 

Como veis, el tipi de To the wild nos compañará en todas las sesiones, no puedo dejar de utilizarlo porque a todos los peques les flipa (y a mí, para qué nos vamos a engañar). Éste en particular es el tamaño pequeñito para que no se comiera todo el decorado, pero el grande, que también tenemos, es el que disfrutan de verdad. En él encuentran ese rinconcito secreto, ese lugar donde sentarse a leer, o donde jugar a indios y a princesas. Yo se lo lleno de cojines y se inventan mil historias. Si no tenéis, es un gran regalo, además, se pliega para guardarlo y no ocupa nada, se puede meter en cualquier sitio. Es genial 🙂

 

 

¿Qué os parecen las sesiones? ¡Me gustaría tener vuestra opinión! ¿Me la dejáis aquí abajo?

 

¡¡Gracias!!

 

 

 

 

Sobre mí

En Yvolar fotografía capturo imágenes naturales, sin mucho atrezzo, respetando al máximo la esencia del bebé, de la madre o la familia logrando que vuestros recuerdos sean tan naturales y bellos como el instante mismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *